Walking the Camino de Santiago, Drink!

Walking the Camino de Santiago, Drink!
julio 4, 2018 Voy de Camino

Walking the Camino de Santiago, Drink!

Surely you know our bodies are 60% water and proper hydration is absolutely essential for our overall health. After all, the water we consume optimizes many things in our bodies: blood pressure, body temperature, lubricates joints, moves waste out of the body, aids in digestion…

Also our brain is made up of around 73% water. If we don’t keep up with our water intake, especially in hot weather or while exercising, can lead to problems with short-term memory, attention, and visual-motor tracking.

With summer high temperatures and outdoor activities comes increased water loss—through sweating and evaporation—and dehydration can appear: muscle cramps, fatigue, and extreme thirst are just some of the consequences of low hydration.

Other signs that you may be dehydrated include loss of appetite, dry mouth, mild constipation, and temporary lightheadedness. A good measurement of your level of hydration is the color of your urine. Pale urine (the color of straw) indicates adequate hydration while darker colored urine is a sign that your body needs more fluids. And, of course, if you are thirsty, drink!

Some ideas for hydrating:

1. Make sure you drink enough. Divide your weight in pounds by 2 and drink that number in ounces. For example, a 130-pound (65 kg)  female would need 65 ounces (1,82 l.) of water per day.

2. Invest in a reusable water bottle. Skip throwaway plastic water bottles that harm the environment. remember leave no trace!

3. Infuse with flavor. Whether you prefer limes, lemons, oranges, berries, or cucumbers.. without any added artificial sweetener. It helps to avoid the drinking water monotony. Fact, lemon infused water can replenish lost fluids and electrolytes.

4. Drink before you eat. Before reaching for the nearest source of calories, drink some water! Sometimes our brains confuse thirst with hunger.

5. Eat your way to hydration. 20-30% of your daily hydration should actually come from food. Also some foods as coconut water are mineral-rich liquids with high content in potassium, magnesium, sodium, and calcium, and refill lost fluids and electrolytes from exercise and hot summer temperatures.

Well, it is not easy but keeping yourself well-lubricated is imperative. Remember to drink plenty of water and eat a diet rich in whole fruits and vegetables. Your body (and mind) will thank you!

[Esp]

Seguramente ya sabes que nuestros cuerpos tienen un 60% de agua y que una hidratación adecuada es absolutamente esencial para nuestra salud en general. Después de todo, el agua que consumimos optimiza muchas cosas en nuestro cuerpo: presión arterial, temperatura corporal, lubrica las articulaciones, elimina los desechos del cuerpo, ayuda en la digestión …

Además, nuestro cerebro está compuesto por alrededor del 73% de agua. Si no nos mantenemos al día con nuestra ingesta de agua, especialmente en climas cálidos o durante el ejercicio puede ocasionar problemas con la memoria a corto plazo, la atención y el seguimiento visual-motor.

Con las altas temperaturas del verano y las actividades al aire libre, aumenta la pérdida de agua a través de la sudoración y la evaporación, y puede aparecer la deshidratación: calambres musculares, fatiga y sed extrema son solo algunas de las consecuencias de la baja hidratación. Otros signos de que puede estar deshidratado incluyen pérdida de apetito, boca seca, estreñimiento leve y aturdimiento temporal. Una buena medida del nivel de hidratación es el color de la orina. La orina pálida (el color de la paja) indica hidratación adecuada, mientras que la orina de color más oscuro es una señal de que el cuerpo necesita más líquidos. Y, por supuesto, si tienes sed, ¡bebe!

Algunas ideas:

1. Asegúrate de beber lo suficiente. Divide tu peso en libras entre 2 y bebe ese número en onzas. Por ejemplo, una mujer de 130 libras (65 kg) necesitaría 65 onzas (1,82 l) de agua por día.

2. Invierte en una botella de agua reutilizable. Evita en la medida de lo posible las botellas de plástico desechables, no es aconsejable reutilizarlas y dañan el medio ambiente. ¡Recuerda no dejar rastros!

3. Agua con sabor. Elige lo que prefieras: limas, limones, naranjas, bayas o pepinos … introdúcelos en la botella de agua o en una jarra sin añadir edulcorantes artificiales. Te hidratas y ayuda a evitar la monotonía de beber agua. De hecho, el agua infusionada con limón puede reponer los líquidos y electrolitos perdidos.

4. Bebe antes de comer. Antes de llegar a la fuente de calorías más cercana, ¡bebe un poco de agua! Algunas veces nuestros cerebros confunden la sed con el hambre.

5. Cómete la hidratación. El 20-30% de tu hidratación diaria debería provenir de los alimentos. También algunos alimentos como el agua de coco son líquidos ricos en minerales con alto contenido de potasio, magnesio, sodio y calcio, y reponen los líquidos y electrolitos perdidos por el ejercicio y las altas temperaturas del verano.

Bien, no es fácil, pero mantenerte bien lubricado es imperativo. Recuerda beber mucha agua y consumir una dieta rica en frutas y verduras enteras. ¡Tu cuerpo (y tu mente) te lo agradecerán!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*